¿La Canción de Arte- que es?

¿Que es el Lied o la Canción de Arte?                                                

La palabra Lied proviene del alemán y en el acervo de uso común significa canción. Sin embargo, junto con su plural –Lieder–, se  emplea  para  hacer referencia  a una forma de arte vocal de inigualable belleza que cautiva a todo aquel que la escucha. El Lied podría definirse entonces más  bien  como “un  poema con música, usualmente  cantado  por  un solista con acompañamiento del piano.”

Desde la época de los trovadores en la Francia medieval, los compositores han puesto música a la poesía. En el siglo xvi se escuchaban ya las canciones de laúd compuestas por los grandes compositores de España y Francia, mismas que alcanzaron su esplendor con la escuela inglesa de John Dowland y Thomas Morley.

En  la Alemania del siglo xix este arte vocal llegó a su máxima cumbre con la influencia del  movimiento romántico  de  la  literatura, impulsando  a  los compositores  a crear una forma de gran elocuencia: el Lied, que une la emotividad y la expresión literaria con un estilo musical muy íntimo.

De entre sus componentes, consideramos primero el poema en tanto éste es la fuente de inspiración. Un Lied no puede partir de un texto trivial o vano; se trata siempre de un fino ejemplo de expresión lírica que se dirige al corazón del hombre y apela a la expresión del alma, del sentimiento y de las ideas. Este texto tiene una estructura, un lenguaje, un patrón rítmico de palabras y versos y, sobre todo, un sonido propio. A él se une una composición musical con forma determinada, y  juntos  crean  una  amalgama perfecta de palabra y sonido, haciendo de estas dos artes un nuevo arte superior.

Una eminencia  en esta  forma musical fue  Franz Schubert, quien compuso más de seiscientos Lieder y  musicalizó  la  poesía  romántica  de su tiempo,  incluyendo poemas  de  Johann   Wolfgang  von  Goethe  y   Walter  Scott,  entre  otros.  Alrededor de Schubert,  los  compositores  alemanes  y austriacos  más conocidos que contribuyeron a la  composición  de  este  arte  vocal  fueron  Ludwig van Beethoven, Robert Schumann y Johannes Brahms.  Aunque  Richard  Wagner  compuso  pocas  canciones,  su  técnica  innovadora y revolucionaria  en  la  composición  de  óperas  dejó marcada influencia en los compositores de los siglos  xix  y  xx,  como  Hugo  Wolf, Gustav Mahler y Richard Strauss, quienes también destacaron en la creación de Lied.

Desde  su  aparición, la forma de Lied o Canción de Arte ha  sido  empleada  en  casi todas las naciones occidentales, cuyos compositores han desarrollado  formas  similares tanto con los poemas de sus propios países como con producciones literarias de otras culturas. A modo de ilustración, cito algunos ejemplos: en Europa, la Mélodie francesa, correspondiente  al  Lied,  se  desarrolló  notablemente  en  el  siglo xix con compositores como Henri Duparc y Gabriel Fauré, y en el siglo xx  con  los  impresionistas  Claude Debussy y Maurice   Ravel;  en Inglaterra destacan en este género Ralph Vaughan  Williams  y  Benjamin  Britten;  en  Europa del Este, el ruso Modest Mussorgsky y  el  checo  Antonin Dvorák; en Estados Unidos, Charles Ives; en America Latina, los argentinos Carlos Guastavino y Alberto Ginastera y el brasileño Heitor Villa-Lobos.

En México la composición de la Canción de Arte comienza desde la constitución de este país como república, y no ha cesado desde sus inicios hasta nuestros días. A la fecha se cuenta con un patrimonio de alrededor de mil quinientas canciones compuestas por doscientos setenta compositores mexicanos, hombres y mujeres,  la  mitad  de  ellos  aún vivos.

Los compositores han  seleccionado  textos  no solo en español, sino también en los principales idiomas europeos:  alemán, francés e italiano,  así  como textos  en  náhuatl  y  otras lenguas indígenas, dependiendo de influencias diversas según el período histórico que les tocó vivir.